jueves, 29 de noviembre de 2007

El tren de la vida



La vida no es más que un viaje por tren: repleto de embarques y desembarques, salpicado de accidentes, sorpresas agradables en algunos embarques, y profundas tristezas en otros.

Al nacer, nos subimos al tren y nos encontramos con dos personas que creemos siempre estarán con nosotros en este viaje: nuestros padres.

Lamentablemente la verdad es otra. Ellos se bajarán en alguna estación dejándonos huérfanos de su cariño, amistad y su compañía irreemplazable.

No obstante esto no impide que se suban otras personas que serán muy especiales para nosotros. Llegan nuestros hermanos,amigos y esos amores maravillosos.

De las personas que toman este tren, habrá también los que lo hagan como un simple paseo. Otros que encontrarán solamente tristeza en el viaje… Y habrá otros que,circulando por el tren, estarán siempre listos en ayudar a quien lo necesite.

Muchos al bajar, dejan una añoranza permanente…Otros pasan tan desapercibidos que ni siquiera nos damos cuenta que desocuparon el asiento.

Es curioso constatar que algunos pasajeros, quienes nos son más queridos, se acomodan en vagones distintos al nuestro. Por lo tanto, se nos obliga hacer el trayecto separados de ellos. Desde luego, no se nos impide que durante el viaje, recorramos con dificultad nuestro vagón y lleguemos a ellos...Pero lamentablemente, ya no podremos sentarnos a su lado pues habrá otra persona ocupando el asiento.

No importa; el viaje se hace de este modo: lleno de desafíos, sueños, fantasías, esperas y despedidas... pero jamás regresos.

Entonces, hagamos este viaje de la mejor manera posible. Tratemos de relacionarnos bien con todos los pasajeros, buscando en cada uno, lo mejor de ellos.

Recordemos siempre que en algún momento del trayecto, ellos podrán titubear y probablemente precisaremos entenderlos…Ya que nosotros también muchas veces titubearemos, y habrá alguien que nos comprenda.

El gran misterio, al fin, es que no sabremos jamás en qué estación bajaremos, mucho menos dónde bajarán nuestros compañeros, ni siquiera el que está sentado en el asiento de al lado.

Me quedo pensando si cuando baje del tren, sentiré nostalgia...

Creo que sí. Separarme de algunos amigos de los que hice en el viaje será doloroso. Dejar que mis hijos sigan solos, será muy triste. Pero me aferro a la esperanza de que, en algún momento, llegaré a la estación principal y tendré la gran emoción de verlos llegar con un equipaje que no tenían cuando embarcaron.

Lo que me hará feliz, será pensar que colaboré con que el equipajecreciera y se hiciera valioso.Hagamos tanto, para que cuando llegue el momento de desembarcar, nuestro asiento vacío, deje añoranza y lindos recuerdos a los que en el viaje permanezca.




Cuento dedicado a mi Daddy (Pablo), que me hizo recordar su existencia gracias a una charla extensa que tuvimos Y te lo dedico porque te quiero con todo mi corazón, vos ya lo sabes!!!!!

Agradezco que te hayas subido a mi tren y que me acompañes en cada momento de mi loca y cabrona vida. Me ayudas, me haces pensar y haces que mis cosas malas se vuelvan chistosas.

Espero que pronto dejes de hablarme de la "cinta scotch" asi me doy cuenta de que no hay mas heridas.



Tengo un padre adoptivo que me aguanta el corazón !!!! ( Basta juro no drogarme más)



Gente nos vemos en la próxima, gracias por pasar

6 comentarios:

CooK dijo...

Querida Val:

La verdad estoy re emocionado con "El tren de la vida", fue una hermosa sorpresa! Bueno, con vos las cosas parecen ser asi. Pero entre que estoy emocionado y sin dormir, no me salen las palabras que quiciera dejarte.

Y se que cuando en pase por tu blog nuevamente, voy a estar muy enojado conmigo mismo por que seguro no voy a haber elegido las que hubiese querido. Pero sabe que te quiero Val!!! Val de valentia, Val de valiosa, Val de Valorar... Todo eso y mucho mas son las 3 letritas que uso para abreviar tu nombre ¿Que loco no? Que solo 3 letras representen tantas cosas, y que tantas cosas sean las que represntan vos.

Un besote enorme, te adoro y gracias por compartir este viaje conmigo, aunque yo solo sea un polizon. Un besote, Te quiere,

PABLO

Juan Manuel dijo...

Querida Val:

que momentos tan calinentes que hemos transcurridos en el tren del chat que hemos compartido. Te confieso que no me faltaron ganas de arrojarte y verte rodar por la ladera! JA!. Pero bueno, me parece que por ahora seguimos asi..

TE AMO!!! (declaracion a peticion)

Juan Manuel

VL dijo...

Juanma: yo soñe que te arrojaba por la ventanilla, debe ser por eso que ya te perdone.
Yo no te amo y jamas lo hare es hora de que lo asumas, jajaja.

Traeme la remera de spain, o sos fisico muerto.

besos

Juan Manuel dijo...

para Vale:
te amo desde el corazón!

Juan Manuel

VL dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ely dijo...

Es hermoso aunke muy triste tambien! y lo digo pork me cuesta horrores entender k esa gente k hoy viaja conmigo algun día va a dejar de hacerlo... No hace mucho un amigo me dijo: "cosas q pasan ...la ley de la vida..hoy tamo mañana no tamo.. mejor dicho.. el tren de la vida.. te acompañó en muchísimas paradas..
hoy le tocaba bajarse.."


gracias también x tus palabras en akella ocasión!! =)

sencillamente... hermoso Valu!!